Conozcamos un poco acerca de la piel de ELLOS



Mucho hablamos de la piel de nosotras, pero ¿qué tal si dedicamos este espacio a conocer un poco la de ellos?


Distinto a lo que sucede con la mujer, el rostro masculino suele tener:

  • Cejas prominentes y horizontales, con un arco mínimo

  • Ojos más profundos que parecen estar más juntos

  • Nariz un poco más grande

  • Boca más ancha

  • Una disposición cuadrada de la zona inferior de la cara, con una proporción más igualada entre la parte inferior y la superior

  • Un aspecto más tosco o con barba en la piel de la parte inferior de la cara

  • Piel gruesa y con tendencia grasa


La piel masculina, tanto en la cara como en el cuerpo, tiene una composición diferente a la femenina. En consecuencia, los hombres se benefician de un enfoque personalizado del cuidado de su piel, para ayudar a estar lo más sanos y naturales posible.


La hormona testosterona establece los rasgos diferenciales masculinos, en relación con la piel de la mujer. Si bien la piel de cada hombre es única, en general ésta es más gruesa, con tendencia grasa y el proceso de envejecimiento se genera a una velocidad lenta, pero constante.


Tiene una tendencia a sufrir de enfermedades como el acné y a presentar poros más abiertos que las mujeres, y esto se debe a que los hombres tienen más glándulas sebáceas productoras de grasa y a su estímulo hormonal de base.


Los signos de envejecimiento en la piel masculina, aparecen más tarde que en la mujer. Sin embargo, a pesar de ser un proceso más lento, en el momento de su aparición, las arrugas son más profundas, y las bolsas y ojeras más pronunciadas.


Con el afeitado, la piel del hombre tiende a estresarse, se vuelve más sensible y se puede irritar fácilmente. Esto se debe, a que el afeitado elimina la capa de células superficiales de la piel, dejándola expuesta a factores externos. El afeitado cuidadoso es muy importante, especialmente en pacientes con piel sensible o enfermedades de base como el acné y algunos tipos de dermatitis.


Por esta razón, es fundamental proteger y lubricar la piel antes y después del afeitado. La hidratación previa contribuirá a que la cuchilla de afeitar se deslice suavemente sobre la piel y evite la formación de erosiones y cortes. Así mismo, después del afeitado, recomendamos usar nuestra Agua Micelar Meik, ya que sus propiedades hidratantes, calmantes y antiinflamatorias, ayudan a minimizar las lesiones generadas.

0 vistas

CONTÁCTANOS

© 2013 by Maquillaje Meik

  • Facebook - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo