Nuestro Polvo Compacto también requiere de CUIDADOS especiales


¡Así es!


Es por esto que para asegurar los excelentes beneficios en tu piel con el uso de nuestro Polvo Compacto Meik, éste debe contar con unas condiciones particulares:


  • Debe estar alejado de la humedad. El lugar donde lo guardas influye notoriamente en su calidad. Además, debes asegurar que la herramienta con la cual lo aplicas, esté completamente SECA (bien sea pomo o brocha)


  • Con el acelere de los días, a veces nos olvidamos de la higiene de nuestras herramientas de maquillaje. Por ejemplo, ¿cada cuánto lavas tu pomo y/o brocha con la que usas el Polvo? Es bueno que sepas que, por lo menos UNA VEZ A LA SEMANA, debes hacerlo. TIP: hazlo con champú de bebé que es suave y puede evitar que luego te de una reacción alérgica cuando vuelvas a usarlo


  • Evita que se caiga. Independiente de la excelente calidad que tenga el Polvo Compacto Meik (e incluso de cualquier otro tipo de maquillaje), éste no está diseñado para afrontar la gravedad. Así que si se cae, es muy probable que se quiebre


  • Es muy importante que no esté expuesto directamente a la luz solar, porque esto puede ocasionar que se deteriore y pierda sus beneficios


A partir de ahora, consiente tu maquillaje cuidándolo. Así, éste podrá de verdad hacerte ver más hermosa de lo que ya eres y no generar el efecto contrario

148 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo